14.1 C
Resistencia
lunes, agosto 8, 2022

Una tarde bailable con Emmanuel Horvilleur, Alessia Cara y Tiago PZK en la última jornada

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Con Emmanuel Horvilleur, Alessia Cara y el debut de Tiago PZK como principales atracciones, la tercera y última tarde de Lollapalooza Argentina, en el Hipódromo de San Isidro, mostró una de sus caras más bailables, más allá de las diferencias entre sus respectivas propuestas artísticas.

Con Babasónicos, L-Gante, Foo Fighters y Martin Garrix en el cierre, antes la carismática Alessia Cara animó el primer tramo de la tarde con un interesante pop bailable de canciones pegadizas que poco después fue retomado desde otro escenario por el exIllya Kuryaki and The Valderramas.

“La tercera es la vencida”, dijo Horvilleur, cuya presencia en el festival se venía postergando desde hace algunos años, en 2018 por una fuerte tormenta y en 2020 por la pandemia de coronavirus, por lo que su set de esta tarde tuvo gusto a revancha.

Con esa energía contenida, el artista hizo gala de su elegante estilo cancionero de bases funky y souleras, y se paseó por lo más selecto de su repertorio.

Así pasaron “Radios”, “No como”, “El hit” y “Llámame” junto a Goyo Degano, de Bándalos Chinos, entre otras.

Sobre el final, recordó su paso por este festival cuando conformaba el famoso dúo junto a Dante Spinetta, le mandó un saludo a su antiguo compañero y, así como un rato antes había regalado una estrofa de “Abarajame”, decidió cerrar su performance con “Jugo”.

El estilo pop que tiñó a esta última tarde cambió bastante cuando el sol comenzaba a despedirse aunque no así la invitación al baile con el debut de Tiago PZK y su oferta de ritmos urbanos.

Visiblemente desbordado por el marco, el joven artista ingresó al escenario como un rapero gansta, se puso romántico, coqueteó con el R&B y se metió de lleno con el trap y el rap a medida que fue avanzando su show.

“Este es mi primer show. Hace un año y medio yo no estaba en ningún lado. Miren dónde estoy ahora. Se puede, guachos, todo se puede”, dejó como gran mensaje de su presencia en el festival.

En los primeros minutos del anochecer, el puertorriqueño Jhay Cortez intensificaba la corriente urbana que esperaba su punto cúlmine con L-Gante, con su show previsto casi en simultáneo con el de Foo Fighters, uno de los tanques del festival.

Pero entre la cumbia 420 del local y el rock guitarrero de los estadounidenses también habrá espacio para Babasónicos y para el DJ set de Martin Garrix en lo que será el cierre definitivo de esta nueva edición de Lollapalooza Argentina.