10.2 C
Resistencia
sábado, octubre 16, 2021

SpaceX monta con éxito el cohete más alto del mundo (y lo desmonta una hora después)

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Hace más de un mes que SpaceX no lanza cohetes al espacio, pero el ritmo de trabajo en la empresa parece más acelerado que nunca con todas las miradas puestas sobre Starbase, fábrica y centro de operaciones de la nave Starship.

Precisamente en Starbase (Boca Chica, Texas), SpaceX acaba de ensamblar por primera vez un cohete Starship Super Heavy, la versión completa de la Starship:

A falta de que vuele por primera vez, este bicho de casi 120 metros de altura está llamado a convertirse en el cohete más alto y potente de la historia. Se consigue apilando una Starship de 50 metros a un propulsor Super Heavy de 70 metros (69, en realidad).

Los prototipos utilizados para esta primera Starship de dos etapas son el propulsor Booster 4 de 29 motores (fijos y móviles) y la Starship 20 de seis motores (tres de ellos, especializados para volar en el vacío). La Starship está cubierta de losetas térmicas en el lado que sufrirá la reentrada atmosférica durante el vuelo orbital.

No hay fecha definitiva para el primer vuelo orbital de la Starship, aunque Elon Musk dijo que ocurriría este verano. Hay una serie de pruebas estáticas que SpaceX debe hacer tanto a la Starship como al Super Heavy antes de despegar.

La compañía desmontó las dos etapas del cohete apenas una hora después de montarlas por primera vez, de lo que se deduce que solo era una prueba de ensamblado. Ahora probablemente desmonten los motores de ambas etapas, realicen pruebas y vuelvan a montar los motores Raptor para pruebas de encendido en tierra. Si ninguna de las dos etapas explota durante estas pruebas, ya volverían a apilarlas para el primer vuelo orbital.

(Actualización: ahora Musk dice que quedan dos semanas para completar una serie de cosas antes del vuelo, como el escudo térmico, al que le faltan losetas de formas específicas, la protección térmica de los motores y los depósitos de tierra).

SpaceX planea un vuelo entre Texas y la costa de Hawái para el primer lanzamiento orbital. Si todo sale bien, la etapa Starship alcanzará la órbita terrestre y reingresará en la atmósfera, probando su escudo térmico, para perderse en el océano Pacífico, cerca de Hawái. La etapa Super Heavy se perdería en el océano Atlántico, cerca de Texas. En el futuro, ambas etapas se recuperarán para que la Starship se convierta en un cohete completamente reutilizable. El primer cohete completamente reutilizable del mundo.