34.1 C
Resistencia
jueves, octubre 28, 2021

Se conmemora un nuevo aniversario de la tragedia de LAPA

Portada del Día

Noticias Relacionadas

El 31 de agosto de 1999, ocurría el accidente del vuelo 3142 de Líneas Aéreas Privadas Argentinas (LAPA), el cuarto más grave en la historia de la aviación argentina.

A bordo de la aeronave se encontraban 103 personas (98 pasajeros y 5 miembros de la tripulación), de las cuales 65 fallecieron tras el accidente, y 34 resultaron heridas.

La aeronave que sufrió el siniestro fue un Boeing 737-204C, que debía transportar, en un vuelo regular, a dichos pasajeros desde el Aeroparque Jorge Newbery hasta la ciudad de Córdoba.

Lo que causó el siniestro fueron unos fallos en los motores y la no utilización de los flaps de las alas, que nunca permitieron tomar vuelo a la aeronave, lo cual hizo que la misma siguiera su carrera por tierra.

Así, el avión atravesó la Avenida Costanera Norte, chocando con un auto, máquinas viales, un terraplén y una planta reguladora de gas. El choque con esta última provocó que, por el escape del combustible y el gas, se genere un incendio que causó la muerte de quienes habían sobrevivido al accidente.

Si bien Gustavo Weigel, el comandante, y Luis Etcheverry, el copiloto fallecieron en el acto, varios directivos de LAPA y funcionarios de la Fuerza Aérea responsables de los controles fueron acusados penalmente y llevados a juicio en el año 2005.

Sin embargo, todos los acusados fueron absueltos. Solamente el gerente de Operaciones, Valerio Francisco Diehl, y el jefe de Línea de Boeing 737-200, Gabriel María Borsani, fueron condenados a tres años de prisión en el año 2010, pero sus sentencias fueron anuladas por la demora de los jueces, la cual había excedido los plazos legales.

Por el accidente, la reputación de la empresa decayó y, así, sus ingresos. De esta forma, cuatro años después de la tragedia, el 20 de abril de 2003, LAPA quebró y cesó su actividad.

A día de hoy, este caso es usado internacionalmente como un ejemplo de impunidad judicial, ya que ninguno de los responsables recibió una condena.

A 22 años de sucedido, el accidente fue utilizado como referencia en películas, series y documentales sobre aviación tales como Whisky Romeo Zulú.