Home Educación Paro docente polémico en la Ciudad: dos gremios repudian una investigación por abuso sexual

Paro docente polémico en la Ciudad: dos gremios repudian una investigación por abuso sexual

0
Paro docente polémico en la Ciudad: dos gremios repudian una investigación por abuso sexual

Hablan de “denuncias infundadas” y cuestionan los allanamientos a un jardín de infantes en el que por al menos diez denuncias separaron a tres maestras.

Un paro docente en todos los niveles educativos de la Ciudad se lleva a cabo este lunes. Pero la singularidad de esta medida fue el motivo. Y generó debates y polémicas.

La Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys) y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) – Ctera decidieron parar y pusieron como argumento las “denuncias infundadas” de abuso sexual en un jardín de infantes de Palermo.

Mientras se espera información oficial sobre el alcance de la medida, crece la polémica por un paro que sorprendió a muchas familias y está motivado por una serie de denuncias que aún no fueron esclarecidas. 

La motivación de la medida no fue un repudio a la situación de vulnerabilidad de las presuntas víctimas, sino a la “violencia mediática y policial” que dicen que están padeciendo las tres maestras acusadas ante la Justicia. Fueron denunciadas por obligar a desnudar a nenes de 4 años engañándolos como si fuese un juego.

El comunicado de UTE que anuncia el paro docente de este lunes en la Ciudad.El comunicado de UTE que anuncia el paro docente de este lunes en la Ciudad.

Las docentes fueron separadas de sus cargos y se les inició un sumario administrativo mientras avanza la investigación.

“Desde Ademys repudiamos la violencia policial y mediática ejercida contra las docentes del JIN C DE 9 que, en el marco de una investigación por presunción de vulneración de derechos y con maestras apartadas de sus cargos, amedrentaron la institución, dejándolas aisladas e incomunicadas sin ningún tipo de justificación”, sostuvo el gremio en un mensaje por twitter, previo al paro de este lunes.

Sostienen que no es la primera vez que sucede y que esto “se da en el marco de un ataque sistemático a la docencia por parte del Gobierno de la Ciudad, tanto en el plano simbólico como en el plano material cuando proponen salarios de miseria, naturalizando la doble o triple jornada”.

Si bien el comunicado es una clara defensa de las acusadas, Jorge Adaro, secretario gremial de Ademys, intentó suavizar ese aspecto polémico. Pero se quejó de las formas.

“Consideramos grave cómo se ha abordado. Prácticamente ya han denunciado a estas docentes. Hay una investigación en curso, uno debe esperar los resultados de la investigación”, dijo.

“El paro lo hacemos en apoyo a las maestras de jardín de infantes. Hubo una situación de dominio público. Necesitamos que haya por supuesto una investigación. Lo que nosotros estamos advirtiendo es el procedimiento que se ha tenido”.

En el comunicado de ese gremio se exigían “capacitaciones en servicio para todas las docentes para atender situaciones de ASI (abuso sexual infantil) y vulneración de derechos; mayor presupuesto para psicólogos y equipos de orientación que permitan un abordaje integral en las escuelas”. Y exclamaban: “¡Fuera la policía de las escuelas!”.

Federico Puy, el secretario de prensa del gremio, fue más enfático al defender a las docentes. “El Gobierno de la Ciudad hizo una embestida muy fuerte contra las maestras sin pruebas. Ingresó la policía, han retenido a las compañeras y las dejaron incomunicadas”, aseguró.

Por otra parte, el gremio UTE pidió terminar con el “maltrato a la educación” y reclamó al Gobierno porteño que “genere herramientas de resguardo y reparación para los docentes víctimas de violencia y denuncias infundadas y reabra inmediatamente la mesa salarial y de condiciones laborales. La escuela es territorio de amor, paz y solidaridad”.

Desde UTE no respondieron a Clarín la pregunta sobre si creen, entonces, que las docentes no deberían haber sido separadas de sus cargos durante la investigación en curso.

La Comisión Directiva de Ademys, desde donde aseguraron que el 15 de mayo continuarán las medidas de protesta, hizo una presentación judicial en los últimos días contra la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, para rechazar la “irregular y unilateral” colocación de cámaras en diferentes escuelas de la Ciudad.

El argumento de la presentación es por considerar que la medida “atenta contra la intimidad de los trabajadores y vulnera la dignidad de los alumnos”.

El allanamiento en el Jardín de Infantes Nucleado del Distrito Escolar 9, en la calle Darragueyra 2369, en Palermo, tuvo lugar el jueves pasado, cuando personal de Investigaciones de la Comuna 14 de la Policía de la Ciudad se desplazó hacia la institución para “secuestrar elementos de interés para la continuidad de la investigación”.

Por ahora es el último paso de la investigación que se le sigue a las tres maestras separadas del cargo, en una causa que tiene denuncias de al menos diez familias.

La carta de Acuña a los docentes

El domingo a la noche, horas antes del paro, Soledad Acuña envió una carta a los docentes de la Ciudad

“Como los conozco y sé que están preocupados por la situación de una de las escuelas de nivel inicial de nuestro sistema educativo, les comparto las acciones que venimos realizando para acompañar a la comunidad educativa”, arrancó.

Acuña remarcó que las maestras acusadas fueron separadas de sus puestos “mientras se esclarecen los hechos denunciados”, para resguardar la seguridad de los niños y niñas, así como también la de las docentes”.

También aclaró que fue activado el Protocolo de Vulneración y se dio intervención al Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes como organismo especializado.

Acuña señaló también que el Servicio de Orientación Jurídica al Docente del Ministerio de Educación acompaña al equipo de conducción del jardín durante el procedimiento judicial.