17.3 C
Resistencia
miércoles, octubre 5, 2022

Metallica hizo temblar a 60 mil personas en Palermo

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Durante un poco más de dos horas, unos 60 mil integrantes de las huestes del metal deliraron con hits y perlas del repertorio de Metallica en su sexta visita al país

Termina de sonar “It’s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock ‘n’ Roll)” de AC/DC y cada uno de los presentes, primerizos inclusive, saben que cuando deje de sonar la gaita icónica de Bon Scott empezarán a corear lo que hace años ya es un tema más del setlist: “The Ecstasy of Gold”, de, Ennio Morricone,, con las imágenes de la escena clásica de Clint Eastwood y Eli Wallach en “El bueno, el malo y el feo” de Sergio Leone.

Leé también: Ed Sheeran se unió a la banda ucraniana Antytila en una versión de “2Step”

“Whiplash”, de Kill ‘Em All, y “Ride The Lighting”, del disco homónimo, son los temas elegidos para comenzar la velada y estalle el pogo a lo largo y ancho del campo. ”Mirá, mirá, la familia de Metallica, Buenos Aires”, dice en perfecto español el cantante y guitarrista James Hetfield, casi un argentino, para darle arranque a “Fuel” y llamaradas enormes se disparan desde el escenario y el medio del estadio.

Si bien esta sigue siendo la gira “WorldWire”, que también los trajo al país en 2017, el setlist refleja más el 40 aniversario de los de San Francisco. Y para graficar el paso del tiempo, al comienzo y durante “Seek & Destroy” las pantallas mostraron una entrada del 8 de mayo de 1993 en Vélez, su segundo recital en el país, que emocionó a los más veteranos que tuvieron el privilegio de presenciarlo.

Pegado le siguió “Holier Than Thou”, una perla thrashera del Álbum Negro y luego “One”, que con tanta pirotecnia se convierte en un espectáculo en sí misma. La fresca noche porteña del sábado no podía sobrellevarse sólo con el calor del público por eso antes que Lars Ulrich haga tronar su batería con “Sad But True”, Hetfield calentó la garganta tomándose un mate y brindó para el delirio local. Promediando el show suenan, “Moth into Flame” donde se lucen los punteos de la guitarra de Kirk Hammett, “The Unforgiven” con la clásica guitarra acústica de James y “For Whom The Bell Tolls”, con la aplanadora intro del bajo distorsionado de Robert Trujillo.