Connect with us

Internacional

Lula da Silva prepara un gran frente opositor para las elecciones municipales

Publicado

on

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se prepara para encabezar la oposición al Gobierno de Jair Bolsonaro, mientras la derecha  intenta articular una enmienda constitucional que le podría llevar otra vez a la cárcel.

Lula recuperó la libertad el pasado viernes y su vuelta al ruedo a la política ya ha sido un revulsivo para una oposición aletargada desde la llegada al poder del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien asumió el pasado enero con una aplastante mayoría parlamentaria.

El exmandatario pasó 580 días preso por corrupción y fue liberado por un cambio en la jurisprudencia judicial, que pudiera llegar a ser alterado nuevamente en el Congreso, mediante una enmienda a la Constitución de 1988.

Con sólo dos días en la calle, Lula ha reunido a todas las fuerzas del arco progresista, que estuvieron representadas en un gran acto de “bienvenida” organizado este sábado por el Partido de los Trabajadores (PT), que bajo la figura de su líder histórico se plantea ahora la conformación de un gran frente opositor.

 

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Internacional

Lula da Silva y Dilma Rousseff fueron absueltos en un caso por un supuesto desvío de dinero público hacia su partido

Publicado

on

Por

La Justicia Federal de Brasil ha decidido este miércoles absolver a los ex presidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff, así como a otros dos ex ministros y a un ex tesorero del Partido de los Trabajadores (PT), de las acusaciones de formar parte de una organización criminal con el fin de desviar fondos públicos hacia su partido tras comprobar que en la “denuncia no había elementos constitutivos de delito” y era un intento de “criminalizar la actividad política”.

Lula y Rousseff, junto a los antiguos ministros Antonio Palocci (jefe de Gabinete, 2011) y Guido Mantega (Economía 2006-2015), y el tesorero Joao Vaccari Neto, se enfrentaban a una acusación por pertenencia a banda criminal en el llamado caso de la ‘banda del PT’ (‘quadrilhão do PT’, en portugués) con el fin de desviar dinero público de la petrolera Petrobras y otras empresas estatales.

El juez Marcus Vinicius Reis Bastos ha asegurado que las acusaciones “no permiten siquiera concluir la existencia de una asociación, estructuralmente ordenada, de cuatro o más personas, con división de tareas, o alguna forma de jerarquía y estabilidad”, tal y como ha publicado el diario brasileño ‘O’Globo’.

La denuncia es un intento de “criminalizar la actividad política”, pues “supone que existe una organización criminal que perdura hasta el mandato de Dilma Rousseff sin siquiera apuntar elementos esenciales de la caracterización de esa actividad delictiva”, ha explicado el magistrado.

La denuncia fue presentada en 2017 por el que era el fiscal General de Brasil, Rodrigo Janot, poco antes de dejar su cargo. Según acusó, la cúpula del Partido de los Trabajadores recibió más de 1.400 millones de fondos desviados de las arcas públicas.

Por otra parte, casi dos años después del juicio que llevó a Lula a la cárcel, los jueces del Tribunal Regional Federal de la IV Región (TRF4) -segunda instancia- se reunieron este miércoles para decidir un caso que puede ser decisivo para el futuro del líder del Partido de los Trabajadores, quien puede regresar a prisión. Los magistrados juzgarán la apelación de Lula contra la condena en primera instancia por corrupción y lavado en el llamado caso Atibaia.

Lula fue condenado en primera instancia después de que la justicia determinase que se benefició de las reformas en una casa de campo en Atibaia, en el interior de Sao Paulo, a cambio de ayudar en la obtención de contratos de Petrobras a las constructoras Odebrecht y OAS.

Con información de Europa Press

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

Escapaban de la pobreza en su país, pero encontraron la muerte en el mar: 58 migrantes se ahogaron en una costa de África

Publicado

on

Por

Huían de la pobreza y la violencia en su país, pero encontraron la muerte. Al menos 58 migrantes que partieron de Gambia se ahogaron luego de que la precaria embarcación en la que iban naufragó frente a las costas de Mauritania. El drama recuerda cómo son de mortíferas las migraciones clandestinas de África hacia Europa.

“Es, por lo que sabemos, uno de los peores naufragios de este año”, en esta ruta migratoria por el Atlántico, indicó a la AFP la vocero de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en África del Oeste, Florence Kim.

“Nuestras fuerzas del orden descubrieron con gran dolor durante una patrulla a los supervivientes del naufragio de una precaria embarcación”, explicó el ministerio mauritano de Interior en un comunicado.

El grupo venía de Gambia, uno de los países más pequeños de África, pero también uno de los que, en proporción a su población de dos millones de habitantes, conoce más despedidas. Zarparon el 27 de noviembre, según la OIM.

“Sabemos que esta embarcación transportaba entre 150 y 180 personas. Muchas de ellas eran jóvenes de entre 20 y 30 años”, informó el ministerio mauritano de Interior en un comunicado.

“Se trataba sobre todo de migrantes clandestinos que trataban de llegar a España procedentes de Banjul, en Gambia, según las informaciones suministradas por los supervivientes”, agregó el texto.

El naufragio se produjo el miércoles, unos 25 km al norte de la ciudad de Nuadibú, cerca de la frontera con el Sáhara Occidental, dijo a la AFP una fuente de los servicios de seguridad de Mauritania.

Sin combustible
“Iban hacia Canarias, no tenía más combustible, quisieron acercarse a Mauritania y chocaron contra una roca”, explicó la vocera de la OIM.

En la embarcación “comenzó a entrar agua y el motor dejó de funcionar. No estaban lejos de la orilla, pero el fuerte oleaje les impidió llegar a tierra en barco”, relató una fuente de la seguridad mauritana.

Ante esta situación, saltaron de la barca. En total, 83 pasajeros pudieron nadar hasta tocar tierra, 10 de ellos menores, según la OIM. Pero 58, al menos ocho de ellos mujeres y un nene, fallecieron.

Las víctimas fueron enterradas cerca de Nuadibú, segunda ciudad de Mauritania, por la noche, sin esperar, según los ritos musulmanes, y sin ser identificados. Algunos sobrevivientes fueron hospitalizados.

“El gran problema es que no hay psicólogo, están conmocionados”, apuntó el funcionario de la OIM.

Las autoridades mauritanas contactaron con los servicios consulares de Gambia, y se reunirán con el embajador de ese país en Mauritania.

“Esta situación recuerda, por si fuera necesario, las tragedias que está causando el fenómeno de la migración clandestina, que diezma la juventud africana, y subraya también la necesidad de conjugar esfuerzos para poner fin a esta espiral mortal”, agregó el ministerio mauritano.

Entre las vías de migración para llegar a Europa y sobre todo a España, la ruta de África del Oeste, por mar o tierra, fue una de itinerarios más utilizados por decenas de miles de migrantes a mediados de los años 2000.

Las islas Canarias, en España, a unos cien kilómetros de las costas marroquíes, son una de las principales puertas de entrada a la Unión Europea.

Las medidas que tomaron las autoridades españolas redujeron el flujo. Los migrantes africanos toman ahora la ruta del Mediterráneo para llegar a España, Grecia e Italia.

Pero esta vía occidental vuelve a tener importancia desde hace unos dos años, a raíz de las medidas contra la migración que transita por Libia, indicó Florence Kim.

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

Huelga y disturbios en Francia: más de 800.000 personas marcharon contra la reforma previsional impulsada por Macron

Publicado

on

Por

Más de 800.000 franceses salieron este jueves a las calles para rechazar la controvertida reforma del sistema de pensiones impulsada por el presidente Emmanuel Macron, en una jornada de huelga masiva en los ferrocarriles, escuelas, hospitales y refinerías que busca poner al gobierno en la cuerda floja.

En total desfilaron 806.000 personas, según el ministerio de Interior francés, mientras que el principal sindicato que convocó la movilización, CGT, aseguró que los manifestantes llegaron a ser 1,5 millones.

Las marchas estuvieron desde el principio marcadas por escaramuzas entre policías y manifestantes en París, con un centenar de detenciones.

Otros incidentes salpicaron las movilizaciones en ciudades como Estrasburgo, Toulouse, Rennes.

“Pensiones por puntos, trabajo sin fin” rezaba una pancarta en París. “Esta reforma es simplemente imposible. Además de favorecer al sector privado, este gobierno no hace nada por la gente de a pie”, denunció Sophie, una manifestante.

El detonante de este estallido de indignación popular es una nueva reforma del sistema de pensiones que prepara Macron, una promesa de campaña que tiene como objetivo eliminar los 42 regímenes especiales que existen actualmente y que otorgan privilegios a ciertas categorías profesionales.

En su lugar se instaurará un sistema único, por puntos, en el que todos los trabajadores gozarán de los mismos derechos a la hora de recibir una pensión una vez que se jubilen.

Para el gobierno, se trata de un sistema “más justo y simple”. Pero los sindicatos temen en cambio que el nuevo sistema atrase la jubilación, actualmente de 62 años, y disminuya el nivel de las pensiones.

Macron, que se ha marcado el objetivo de presentar la reforma ante el parlamento a inicios de 2020, dijo el jueves estar “determinado” a llevar a bien su proyecto “escuchando y consultando”.

Su primer ministro, Edouard Philippe, aseguró por su lado que presentará las “grandes líneas” de la reforma a mediados de la semana que viene.

Mientras tanto, Francia funcionaba a medio gas. Alrededor del 90% de los trenes de larga distancia fueron anulados así como un 80% de los trenes de cercanía. Asimismo, la mayoría de líneas del metro y de autobuses de París quedaron paralizados.

Para el viernes las previsiones son de un bloqueo casi total del transporte público en la capital, que se prolongaría hasta el lunes.

Para evitar el caos, muchos franceses optaron por trabajar desde sus casas, o ir andando al lugar de trabajo.

El caos y la desinformación reinaban también entre los turistas, muchos de los cuales se vieron sorprendidos al ver cerradas las puertas del metro. “Ayer compramos billetes y hoy no hay nadie que nos informe”, afirmaban Pedro Marques y Ana Sampaio, una pareja de portugueses que pretendían ir a visitar Montmartre.

Torre Eiffel cerrada

Tampoco pudieron visitar la Torre Eiffel, uno de los monumentos más populares de París, cerrada el jueves debido a que no había suficiente personal para “abrir en condiciones óptimas de seguridad y acogida al público”.

El Castillo de Versalles, en las afueras de París, no abrió sus puertas, mientras que algunas de las exposiciones del famoso museo del Louvre no acogieron visitantes.

También era casi misión imposible llegar al aeropuerto Charles de Gaulle, al noreste de París, debido a que la línea de tren que conecta París con los terminales funcionaba parcialmente y únicamente en las horas pico.

“¡No hay forma de llegar, vamos a tener que coger un taxi!”, afirmó irritado David, un turista madrileño que cruzaba los dedos para que su vuelo no hubiese sido anulado.

En efecto, el paro de una parte de los controladores aéreos obligó a la compañía nacional Air France a anular 30% de sus vuelos domésticos y 15% de sus vuelos europeos. Aerolíneas como Ryanair también anularon vuelos.

Las mismas previsiones están vigentes en el tráfico aéreo y ferroviario el viernes.

‘¿Qué pasará el lunes?’

Una gran parte de las escuelas y colegios del país tampoco abrieron sus puertas debido a que 51% de los profesores de primaria y 42% se declararon en huelga.

Siete de las ocho refinerías francesas estaban también paradas. Algo “inédito”, según el secretario federal del sector del petróleo de la CGT, Emmanuel Lépine.

Policías, recolectores de basura, abogados, jubilados, transportistas y los “chalecos amarillos”, el potente movimiento social de protesta surgido en noviembre de 2018 en Francia, se sumaron también al paro.

Los sindicatos amenazan con prolongar la huelga de forma indefinida.

El temor del gobierno es que el país quede bloqueado durante varias semanas, como ocurrió en 1995, cuando la ciudadanía torció el brazo del ejecutivo, que quería ya en ese entonces reformar el sistema de pensiones.

“Para hoy y mañana la gente tomó precauciones, ¿pero qué pasará el lunes?”, comentaba preocupado un agente ferroviario en la estación parisina Saint Lazare.

Comments

comments

Seguir leyendo

Mas leidas