27.8 C
Resistencia
viernes, noviembre 25, 2022

Juntos por el Cambio calificó como un “fraude político” la división del bloque oficialista

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Los senadores nacionales del interbloque de Juntos por el Cambio consideraron este miércoles como un “fraude político” la decisión del oficialismo de crear un interbloque de senadores compuesto por dos bancadas, ante la designación de los miembros parlamentarios del Consejo de la Magistratura.

El ahora interbloque del Frente de Todos está conformado por las bancadas del Frente Nacional y Popular y Unidad Ciudadana, con 23 y 12 miembros, respectivamente.

De ese modo, el oficialismo se quedará con tres de las cuatro sillas que los senadores tienen asignadas en el Consejo de la Magistratura: dos por la primera minoría (los peronistas Mariano Recalde y María Pilatti Vergara), uno por la segunda minoría (la radical Silvia Giacoppo) y otro por la tercera minoría (el kirchnerista Martín Doñate).

La decisión de dividir el bloque en dos fue tomada en la noche del martes y confirmada este miércoles oficialmente, lo que implica que el PRO no podrá designar a un consejero.

La decisión de dividir el bloque en dos fue tomada en la noche del martes y confirmada este miércoles oficialmente, lo que implica que el PRO no podrá designar a un consejero.

“Aprovecharon la nocturnidad para cambiar todas las reglas del juego. Vamos a hacer una presentación penal”, anunció el cordobés Luis Juez, candidato de Juntos por el Cambio para ocupar el lugar en el que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner designó a Doñate.

En una conferencia de prensa brindada en el Salón de las Provincias de la Cámara alta, compartida con sus compañeros de bancada, el senador acusó al Gobierno de tener un “tinte fascista” para “quedarse con todo”.

 

El radical Luis Naidenoff habló de un “fraude político”, porque “la segunda minoría al día en que se modificó la composición del Consejo de la Magistratura le correspondía al PRO”.

El porteño Martín Lousteau, en tanto, acusó a la vicepresidenta de “estar preocupada solo por sus causas judiciales” y que “es capaz de avasallar cualquier principio como el de dividir su bloque para ocupar todos los lugares posibles”.

El mendocino Alfredo Cornejo aseguró que “los hechos son categóricos” y juzgó a la actitud del oficialismo como “rozando el delito”.