6.5 C
Resistencia
jueves, septiembre 16, 2021

Jennifer Lawrence espera su primer bebé con su esposo Cooke Maroney

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Jennifer Lawrence inicia una nueva etapa en su vida y ha sido fotografiada con su viente abultado (de poco más de tres meses de gestación) tras surgir la noticia de que está esperando su primer hijo con su esposo Cooke Maroney.

En imágenes, la actriz, de 31 años, mostró su creciente pancita con un mono floral durante un paseo por la ciudad de Nueva York el miércoles.

El avistamiento se produce cuando un representante de la actriz confirmó su embarazo a la revista People, después de que se casó con el director de la galería de arte Cooke en 2019 después de más de un año de citas.

En las imágenes de la pareja paseando por Nueva York se ve a la protagonista de Los juegos del hambre lucir una incipiente barriguita que no dejan lugar a dudas y su representante lo ha hecho oficial y ha confirmado la feliz noticia.

Lawrence fue pareja en el pasado del actor Nicholas Hoult y del director Darren Aronofsky, sin embargo su relación con Cooke Maroney fue la más formal hasta que llegó a su flamante boda secreta.

Muy hermética con su vida privada, Jennifer siempre ha mantenido su intimidad en un segundo plano y son contadas las ocasiones en las que ha hablado de su relación con Cooke Maroney, con el que comenzó una discreta relación en el año 2018 y con el que protagonizó una boda de ensueño en Rhode Island en octubre de 2019. Ahora, cuando están a punto de celebrar su segundo aniversario de casados, la pareja está a punto de dar la bienvenida al que será el primer hijo para la actriz, de 31 años.

“Acababa de conocer a Cooke y quería casarme con él. Él es mi mejor amigo, así que quiero vincularlo legalmente a mí para siempre. Encuentras a tu persona favorita en el planeta y piensas: ‘¡No puedes irte!’ Sé que suena estúpido, pero él es, él es… Es la persona más grande que he conocido, así que me siento muy honrada de convertirme en un Maroney”, confesaba una Jennifer totalmente enamorada meses antes de casarse con el galerista.

Los novios dieron el “sí, quiero ” en una gran mansión de finales del siglo XIX llamada Belcourt. Diseñada por el arquitecto Richard Morris Hunt, el estilo de la casa es versallesco y se encuentra en una zona donde solían veranear las familias adineradas estadounidenses.

La boda fue planeada detalladamente puesto que la pareja contrató a la compañía Mark Seed Inc. como organizador del enlace que tuvo 150 invitados, entre ellos estuvieron Adele, Kris Jenner, Sienna Miller, Joel Madden y Cameron Diaz, quienes asistieron al ensayo, un día antes. Emma Stone, Ashley Olsen y Amy Schumer también fueron a la boda.

Maroney es un reputado galerista que dirige una sala de arte en el Upper East Side de Nueva York, que fue fundada en la década de los 90 por la productora de cine Barbara Gladstone, y en la que llevan a artistas como Anish Kappor, Carroll Dunham -padre de la actriz Lena Dunham-, Ugo Rondinone o Mathew Barney, ex de Björk. Nació en Vermont y sus padres son dueños de una importante granja lechera, la tercera más grande del estado.

“Era un momento de mi vida en el que no estaba ubicada, no me consideraba preparada para casarme. Pero fue conocer a Cooke y ya quería casarme con él. Los dos queríamos comprometernos plenamente. Él es mi mejor amigo, así que quiero vincularlo legalmente conmigo para siempre”, decía la propia Lawrence hace unos meses.

Ahora, fruto de ese amor, la pareja está a punto de convertirse en padres por primera vez de un bebé que llega para completar la felicidad de la que ha hecho gala la actriz desde que conoció en 2018 a Cooke.