Connect with us

Internacional

Japon: El futuro de la Planta Nuclear de Fukushima en 2022 “No hay más opción que verter el agua radiactiva al mar”

Publicado

on

El ministro de Medioambiente de Japón, Yoshiaki Harada, afirmó este martes que la única opción para deshacerse del agua radiactiva de la central nuclear de Fukushima es arrojarla al océano Pacífico. Las declaraciones se produjeron un mes después de que la compañía que opera el establecimiento advirtiera que en los próximos tres años se quedará sin espacio para almacenar el líquido contaminado.

“Creo que no hay más opción que verter el agua radiactiva al mar”, sentenció Harada durante una conferencia de prensa en la que hizo un balance de su gestión como líder de la cartera de Medioambiente un día antes de que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, reforme su Gabinete.

Desde que un Tsunami devastó la planta atómica Fukushima Daiichi el 11 de marzo de 2011, la empresa propietaria de la central, Tokyo Electric Power Company (TEPCO), lleva acumuladas más de 1 millón de toneladas de agua radiactiva usada para refrigerar los reactores dañados.

A pesar de recibir un tratamiento especial, estos líquidos continúan siendo contaminantes y son depositados en grandes tanques que en 2022 alcanzarán el máximo de su capacidad.

Ante la proximidad de la fecha, TEPCO recomendó el vertido del agua al océano Pacífico, una iniciativa que científicos especializados en la materia, incluidos miembros de la Agencia Internacional de Energía Atómica, respaldaron como “la única realista”.

En este sentido, la afirmación de Harada no sólo constituye un guiño importante en dirección a la propuesta de la empresa, sino que se aleja de la postura previa adoptada por el Gobierno en apoyo a las asociaciones de pescadores locales, que temen por las consecuencias que el vertido pueda traer a su actividad.

A pesar de la preocupación de los residentes de la zona, el agua que se acumula en Fukushima se somete a un tratamiento para eliminar todos los isótopos radiactivos a excepción del tritio, el cual no se considera peligroso para la salud humana por debajo de determinados niveles.

Al respecto, TEPCO sostuvo que otras centrales nucleares del país ya realizan vertidos al mar con este elemento en pequeñas cantidades de forma rutinaria. De hecho, la propia compañía ya lo hizo en varias ocasiones desde 2015, arrojando centenares de toneladas de agua procesada con un volumen de tritio de entre los 330 y los 600 becquereles por litro, por debajo de los 1.500 que la ley nipona marca como límite.

Por el momento, y no obstante el visto bueno de Harada, la medida continuará siendo debatida por el panel gubernamental que supervisa el desmantelamiento de la central.

Comments

comments

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

A 75 años de Hiroshima y Nagasaki, Japón aún llora a sus muertos por las bombas atómicas

Publicado

on

Por

A 75 años de que Estados Unidos lanzara dos bombas atómicas sobre Japón, el 6 y el 9 de agosto de 1945, respectivamente, el recuerdo de aquel infierno constituye una advertencia imborrable sobre el peligro que enfrenta la humanidad cuando utiliza la energía nuclear con fines no pacíficos.

El primero de esos artefactos, nacidos tras las investigaciones llevadas a cabo en el laboratorio estadounidense de los Álamos, en Nuevo México, bajo la dirección del ciéntifico Julius Robert Oppenheimer, se lanzó el 6 de agosto sobre la ciudad japonesa de Hiroshima.

Era la respuesta de una carta enviada por el físico alemán Albert Einstein al presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, que sentó las bases de la energía atómica.

Tras la llegada al poder de los nazis, liderados por Adolf Hitler, Einsten abandonó Alemania en 1933 y se instaló en Estados Unidos. En aquellos años se había desatado una carrera por construir la primera bomba nuclear.

Después de que el explosivo fuera lanzado por el bombardero B-29, llamado “Enola Gay”, murieron 140.000 personas de un total de 350.000 que vivían en esa ciudad del oeste de Japón, mientras decenas de miles sufrieron por años los efectos de la radiación.

En cuestión de segundos, la mayoría de las construcciones se convirtieron en simples escombros.

Se cree que alrededor de 80.000 personas murieron como resultado directo de la explosión, mientras otras 35.000 resultaron heridas.

Según la cadena BBC, un total de ocho edificios de aquel entonces, deteriorados por la bomba atómica, quedan aún en pie como testimonio del horror nuclear, tras soportar una temperatura de 7.000 grados centígrados.

De acuerdo con testimonios recogidos por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), lo primero que vio la gente al caer las bombas fue una “intensa bola de fuego”.

“Creo que sobrevivir da más miedo que si te quemás y vivís al día siguiente. Porque después no queda nada y tenés que luchar por vivir y seguir adelante”, dijo Mitsuko Heidtke a la cadena alemana de televisión Deutsche Welle en 2017.

Heidtke tenía 10 años. Viajaba en un tren camino a la escuela. Pero su familia estaba en Hiroshima. Al regresar vio cosas terribles.

“Muy pronto vimos gente saliendo de Hiroshima: todos quemados y con la piel saliéndosele de los brazos. No sabíamos si eran hombres o mujeres. ´Queremos agua´, gritaban enloquecidos. Pero no teníamos agua”, señaló.

Su madre desapareció y su padre murió más tarde de cáncer.

Tres días después de Hiroshima, el 9 de agosto de 1945, el Gobierno del presidente estadounidense Harry S. Truman ordenó arrojar una segunda bomba atómica sobre Nagasaki, en la costa sudoeste de Japón, matando a por lo menos 50.000 personas.

La bomba que cayó sobre Hiroshima, llamada “Little Boy” (niño pequeño), fue construida con uranio y detonó con una potencia de alrededor de 15 kilotones de TNT.

En cambio, el artefacto “Fat Man” (Hombre gordo”), que fue arrojado sobre Nagasaki, tenía una energía de aproximadamente 20 kilotones de TNT.

Si bien existe polémica sobre si era necesario lanzar estas dos bombas atómicas, la versión oficial del Gobierno de Truman señaló que los ataques fueron decisivos para lograr la rendición de Japón.

Se creía que una invasión convencional a ese país podría causar la muerte de un millón de personas.

Finalmente, el 14 de agosto de 1945, Japón firmó el Acta de Rendición que le pedía Estados Unidos, marcando el final de una guerra de seis años, iniciada por la Alemania nazi con la invasión de Polonia.

El 25 de mayo de 2016, el expresidente Barack Obama se convirtió en el primer mandatario estadounidense que visitó Japón, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Con convicción, deseo reiterar que el uso de la energía atómica con fines de guerra es hoy más que nunca un crimen, no sólo contra el hombre y su dignidad sino contra toda posibilidad de futuro en nuestra casa común”

PAPA FRANCISCO

Obama, quien asistió a la Cumbre del G7, visitó también la ciudad de Hiroshima. Sin embargo, no incluyó a Nagasaki en el itinerario, lo que provocó el disgusto de los familiares de las víctimas.

“Vinimos a reflexionar sobre la terrible fuerza desatada en un pasado no muy lejano. Venimos a llorar a los muertos […]. Sus almas nos hablan”, dijo Obama.

El exmandatario también señaló: “Encontremos, juntos, el coraje para esparcir la paz y buscar un mundo sin armas nucleares”.

El 24 de noviembre de 2019, el papa Francisco visitó el Memorial de la Paz en Hiroshima y escuchó los testimonios de familiares de las víctimas sobre las “escenas del infierno”.

“Con convicción, deseo reiterar que el uso de la energía atómica con fines de guerra es hoy más que nunca un crimen, no sólo contra el hombre y su dignidad sino contra toda posibilidad de futuro en nuestra casa común”, dijo el Papa.

Hoy, Hiroshima, reconstruida a partir de 1950, se ha transformado en la ciudad industrial más grande de la región del oeste de Japón, con un Parque de la Paz que está dedicado a quienes murieron a causa de las bombas.

Comments

comments

Seguir leyendo

Coronavirus

Rusia vacunara gratis en octubre contra el coronavirus y enviará a la Argentina su fármaco

Publicado

on

Por

El gobierno de Rusia, que encabeza Vladimir Putín, lanzó dos informaciones que implican, al menos, una porción de expectativa ante la pandemia del coronavirus y que, en un caso, significan un elemento positivo y directo para la Argentina: por un lado, Moscú confirmó la eficacia de su vacuna y anunció que comenzará a administrarla gratis y masivamente en octubre; por otro, informó que enviará a nuestro país dosis de su fármaco, considerado eficaz contra la enfermedad.

Según un estudio realizado a varios voluntarios mediante la aplicación de la vacuna contra la Covid-19 en la Universidad Séchenov de Moscú, Rusia, se demostró que estas personas obtuvieron la inmunidad a la enfermedad. Así lo informó la directora del Centro de Estudios Clínicos de Nuevos Fármacos de la institución, Elena Smoliarchuk.

El gobierno de Rusia, que actualmente es el cuarto país con más casos de coronavirus en el mundo, anunció que en dos meses comenzará a vacunar masivamente y sin cargo a sus habitantes para combatir la enfermedad. “Planeamos que la vacunación masiva comience en octubre”, dijo el ministro de Salud, Mijail Murashko, a periodistas en Nizhni Nóvgorod, a unos 420 kilómetros al este de Moscú.

“Prevemos que la vacunación contra el coronavirus se financie íntegramente con cargo al presupuesto”, agregó, según la agencia noticiosa estatal Sputnik.

El funcionario informó que ya concluyeron los ensayos clínicos de la vacuna elaborada por el Centro Nacional de Investigación Gamaleya, perteneciente al Ministerio de Salud, que estaba tramitándose su registro estatal. En ese sentido, aseguró que los primeros en vacunarse serán los médicos y los docentes.

El miércoles, otra autoridad rusa dijo que esa vacuna sería aprobada el 10 de agosto, “o incluso antes”, pese a que aún estaba apenas en la segunda fase de desarrollo, y resaltó que su país se anticiparía de ese modo a Estados Unidos. “Es un momento con el del (lanzamiento del satélite) Sputnik (en 1957); los estadounidenses se sorprendieron cuando escucharon los pitidos del Sputnik y es lo mismo con esta vacuna: Rusia habrá llegado primero”, afirmó entonces el director del Fondo de Riqueza Soberana -organismo estatal que financia el proyecto-, Kirill Dmitriev, a la televisora norteamericana CNN.

BUENA NOTICIA PARA LA ARGENTINA

Rusia proveerá a nuestro país de uno de los fármacos que utiliza Moscú para tratar a pacientes con Covid-19. Se trata de la droga llamada Avifavir y la recibirán otros 6 países de la región: Bolivia, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Honduras y El Salvador. Así lo anució este lunes el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF).

Medios rusos informaron que los medicamentos con el componente Favipiravir han demostrado ser eficaces en 3 pruebas clínicas independientes llevadas a cabo en los centros médicos más importantes de Rusia. Se testeó en 700 pacientes que habían dado positivo de coronavirus.

Tras la administración del medicamento, se interrumpieron los mecanismos de reproducción del coronavirus, se produjo un alivio de los síntomas y se redujo a la mitad el periodo de tratamiento promedio.

El acuerdo sobre las ventas en siete países latinoamericanos fue firmado el 29 de julio entre la empresas Kromis (perteneciente al RDIF) y Sigma Corp S.R.L (empresa boliviana) junto al grupo JimRar, creador del fármaco. Se negoció un suministro mínimo de 150.000 unidades de Avifavir, y el socio boliviano recibirá la tecnología para la parte final del proceso del medicamento ya elaborado.

“Vamos a entregar uno de los medicamentos más eficientes contra el covid-19 del mundo a distintos hospitales en latinoamérica. Además, transferiremos la tecnología necesaria para producir la forma de dosificación terminada, lo que reducirá el período de espera y los costos de logística”, dijo Kirill Dmitriev, CEO del Fondo de Inversión ruso.

Según las autoridades sanitarias rusas, el medicamento, que se basa en el antiviral “favipiravir”, “demostró una alta eficiencia” durante la primera etapa de los ensayos clínicos. En los primeros cuatro días de tratamiento, el 65% de los 40 pacientes que tomaron Avifavir dieron negativo a la covid-19 y, para el déci­mo día, el porcentaje de pacientes que dieron negativo aumentó al 90%.

Como señaló Página 12, no se trata de una creación totalmente rusa, ya que el favipiravir ya se utilizaba en Japón desde 2014 para tratar la gripe, pero ahora lo pueden fabricar no solo las compañías que contaban con la patente, sino todas las demás, una circunstancia que ha sido aprovechada por los científicos rusos.

Comments

comments

Seguir leyendo

Internacional

Bolivia. Manifestaciones y piquetes contra la postergación de las elecciones

Publicado

on

Por

Bolivia vivió este lunes manifestaciones y bloqueos de accesos a ciudades en diferentes zonas de El Alto, Cochabamba y Santa Cruz para exigir que las elecciones generales se celebren el 6 de septiembre y no el 18 de octubre como anunció el organismo electoral, por considerar que el aplazamiento es un nuevo intento del gobierno de facto de Jeanine Áñez de seguir interfiriendo el sistema democrático.

Cientos de personas en plena calle, muchas de ellas aglomeradas, impidieron desde la madrugada el paso de vehículos en cumplimiento del “paro (por tiempo) indefinido” convocado a partir de esta jornada por la Central Obrera Boliviana (COB), según la agencia de noticias EFE.

La semana pasada, su dirigencia convocó a la huelga general por tiempo indefinido y el bloqueo de caminos en rechazo a la nueva fecha de elecciones y en demanda de que el TSE mantenga la fecha del 6 de septiembre para los comicios.

Se trata de la segunda vez que Bolivia pone en pausa el proceso electoral que en principio debía celebrarse el 3 de mayo y, a raíz de la pandemia de coronavirus, se aplazó al 6 de septiembre.

En esa ocasión, la decisión fue tomada por la Asamblea Legislativa (parlamento), salteada esta última vez por el TSE, un hecho sin precedentes que el MAS considera inconstitucional.

Bolivia reportó anoche 80.153 casos de coronavirus y 3.153 muertes por la enfermedad desde que se identificaron los primeros casos en marzo pasado.

Estas cifras lo sitúan entre uno de los países más afectados en relación con su población, de unos 11,5 millones de habitantes, según datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

“Hacemos un llamado a los dirigentes de la COB y de otros sectores para que no hagan bloqueos y movilizaciones; las movilizaciones y cualquier aglomeración, del color político que sea, disparará los contagios en El Alto y en La Paz”, publicó en su cuenta de Twitter Áñez.

Bolivia tiene que elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores, luego de la anulación de los comicios de octubre pasado, cuando Morales salió vencedor en primera vuelta y grupos opositores, entre ellos el actual candidato Luis Fernando Camacho, en esos tiempos líder del Comité Cívico de Santa Cruz, amparados por la Organización de Estados Americanos (OEA), pusieron en duda las elecciones y acusaron al MAS de fraude.

Comments

comments

Seguir leyendo

Mas leidas