20 C
Resistencia
jueves, octubre 6, 2022

Google Play cambia su política: adiós a las apps antiguas y sin actualizar

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Google acaba de anunciar que su tienda de aplicaciones Android sufrirá cambios pronto. La compañía ha dejado ver que las aplicaciones que no se actualizan no tendrán cabida en Google Play. Todas aquellas apps que no se actualicen durante un tiempo o no estén optimizadas para Android 11 quedarán ocultas. Hay varias excepciones y muchas cosas que debes conocer de la nueva política. Te contamos todo sobre el gran cambio de Google Play.

A partir de que Android 13 sea oficial millones de apps van a «desaparecer» de Google Play. La tienda se ha cansado de que en su repositorio haya aplicaciones con años de antigüedad y que no se actualizan. Hasta el momento es posible publicar una app y dejarla a su libre albedrío durante años.

Con Android 13 como un sistema operativo oficial todas las aplicaciones que quieran tener cabida deberán estar actualizadas y optimizadas para Android 11. Si una app no se actualiza ni está optimizada pasará a quedar oculta.

En un principio no se eliminará de Google Play, pero se ocultará para que nadie la pueda descubrir. Es decir, a finales de este año solo podrás encontrar aplicaciones actualizadas y optimizadas. Sin duda alguna, es algo extremadamente positivo.

¿Qué pasa con las apps que ya tenías instaladas?

Google Play ocultará y no borrará las aplicaciones por un sencillo motivo: los usuarios que alguna vez hayan descargado X app, aunque no esté actualizada, podrán seguir utilizándola y descargándola en otros dispositivos.

Es decir, si es una app que tú utilizas en tu actual terminal, aunque no se actualice, sí podrás encontrarla y descargarla cuando configures un futuro terminal. Para ti no se ocultará, pero sí para los usuarios que nunca han interactuado con ella.

Si tú sigues utilizando una app desactualizada probablemente funcione bien o te dé un servicio, por lo que Google Play no quiere quitarte la oportunidad de seguir utilizándola. Simplemente quiere que los usuarios descubran nuevas apps que sí están actualizadas y optimizadas de forma correcta.

La idea es que todos aquellos desarrolladores perezosos que no actualizan sus apps lo hagan más a menudo. Google Play se ha puesto seria con este tema y ha utilizado bien sus cartas para no perjudicar directamente a los usuarios que utilizan apps antiguas.