27 C
Resistencia
miércoles, diciembre 8, 2021

Fallo histórico: confirman la cadena perpetua en Italia para 14 represores sudamericanos por el Plan Cóndor

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Tras 22 años en que las denuncias de los familiares de 43 latinoamericanos desaparecidos, titulares también de la ciudadanía italiana, lograron que se iniciaran los procesos penales, el Tribunal Supremo de Italia, la Corte de Casación, confirmó este viernes las cadenas perpetuas de catorce militares de Uruguay y Chile acusados de la desaparición, torturas y muerte de sus víctimas, en el marco del terrible Plan Cóndor puesto en marcha por las dictaduras militares de Chile, Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Perú.

A tres ex militares chilenos que no presentaron los recursos de apelación a la sentencia del Tribunal de Apelaciones, se les ratificó hace un tiempo las condenas a cadenas perpetuas. Son el coronel Rafael Ahumada, el suboficial Orlando Moreno Vazquez y el brigadier Manuel Vázquez Chaunan. Las sentencias definitivas a la máxima pena son en total 17.

Argentina no quiso hacer firmar las notificaciones italianas a los represores acusados porque decidió proceder por su cuenta.

El Plan Cóndor creó una vasta solidaridad entre los represores que se intercambiaron las víctimas y actuaron en sus territorios con absoluta impunidad.

Sentencia inapelable

La sentencia es definitiva, pone punto final a una instancia judicial que lucía interminable. Los jueces de la Casación revalidaron la sentencia de julio de 2019 en segunda instancia del Tribunal de Apelación de Roma contra 24 represores.

La lista de imputados disminuyó mucho por el fallecimiento de una parte de los represores.

También se desglosaron los casos de los tres militares peruanos condenados a la cadena perpetua. Entre ellos el ex presidente Francisco Morales Bermúdez. Uno de los tres, el comandante Germán Ruiz Figueroa, falleció.

Los represores fueron representados por abogados de oficio. El único militar que se hizo presente en las audiencias de primera y segunda instancia fue el capitán de navío de los servicios secretos de la marina uruguaya Jorge Néstor Tróccoli, de 74 años.

Tróccoli escapó de Uruguay a Italia en 2007, gracias a que cuenta con la doble nacionalidad. Asistió a una parte de las audiencias en primera y segunda instancia. Pero hoy no acudió a la audiencia del Tribunal Supremo que confirmó su condena a cadena perpetua.

“Ahora le espera la detención inmediata”, dijo uno de los abogados de los familiares de las víctimas Veinte de las 43 víctimas fueron uruguayos secuestrados en la Argentina, en los que se imputó a Tróccoli de haber participado.

Otros 13 uruguayos desaparecieron en la Argentina y seis argentinos fueron secuestrados en cuatro países sudamericanos en el marco del plan Cóndor. Los secuestrados eran trasladados de un país a otro torturados, asesinados y desaparecidos sin que apareciera como responsable el país al que pertenecían.

También asistió a la sentencia de la Casación italiana el periodista Zelmar Michelini, hijo mayor del parlamentario uruguayo Zelmar Michelini, asesinado en Buenos Aires en una operación del plan Cóndor.

También fue ultimado el que había sido presidente de la Cámara de Diputados del Uruguay, Héctor Gutierrez Ruiz. Michelini estaba acompañado por su esposa argentina.

“Hemos marcado un camino”

Cristina Mihura, viuda de Bernardo Arnone, desaparecido en Buenos Aires, que fue una de las que iniciaron el proceso por los casos del Plan Cóndor y asistió a más de un centenar de audiencias en las tres instancias del juicio, dijo: “creo que hemos marcado un camino”.

“La sentencia definitiva es de un valor enorme. Se trata del primer reconocimiento europeo de que las dictaduras sudamericanas habían creado el Plan Cóndor. Tras la desaparición de su marido logró refugiarse en Suecia y después vino a Italia. “Continuaré como otros familiares la lucha por encontrar sus restos”, afirmó.

Dijo que “un momento muy importante fue en junio de 1999 cuando pudimos presentar la denuncia con otras mujeres, uruguayas y una argentina, gracias a la ley que permitía perseguir los delitos contra italianos. El juicio se convirtió en un punto de referencia”.

El grupo más numeroso de condenados a la prisión perpetua es el uruguayo. Además del capitán de navío Tróccoli, figuran los represores José Ricardo Arab Fernandez, José Horacio Gavazzo (fallecido), Juan Carlos Larcebeau, Pedro Antonio Mato Narbondo, Luis Alfredo Maurente Mata, Ricardo Medicna Blanco, Ernesto Abelino Ramas Pereira, José Sande Lima, Jorge Alberto Silveira Ernesto Soca y Juan Carlos Blanco.