16.3 C
Resistencia
domingo, julio 3, 2022

Escala la violencia en Cisjordania: fuerzas israelíes mataron a un joven palestino

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Fuerzas israelíes mataron este viernes a un joven palestino en la ciudad de Hebrón, en el sur de la ocupada Cisjordania, informó el Ministerio de Salud palestino.

El joven de 28 años falleció por “munición real”, indicó la cartera sanitaria en un escueto comunicado, según consignó la agencia de noticias AFP.

Médicos del Hospital Gubernamental de Hebrón informaron que Ahmed Younis Sidqi Al-Atrash recibió un disparo en el pecho y llegó al departamento de emergencias en una condición “muy crítica” y falleció poco después pese a los esfuerzos por reanimarlo.

Al-Atrash resultó herido durante los enfrentamientos que estallaron entre manifestantes y las fuerzas de ocupación en el área de la calle Al-Shuhada en el centro de Hebrón.

Según la agencia de noticias palestina Maan, los jóvenes arrojaban piedras a las fuerzas de ocupación, mientras que los soldados respondían con balas reales y gas lacrimógeno.

La violencia en los territorios volvió a aumentar en los últimos días, luego que el 29 un tiroteo en un suburbio de Tel Aviv dejó seis muertos, entre ellos el atacante.

La agencia denuncia que Al-Atrash recibió un disparo de uno de los francotiradores apostados por las fuerzas israelíes este viernes en el lugar.

La violencia en los territorios volvió a aumentar en los últimos días, luego que el 29 un tiroteo en un suburbio de Tel Aviv dejó seis muertos, entre ellos el atacante.

El jueves, el ejército israelí informó en un comunicado que arrestó a cinco palestinos presuntamente involucrados en el atentado.

Las autoridades israelíes aún no han determinado si los ataques fueron organizados por grupos militantes o si los atacantes actuaron individualmente.

Las autoridades israelíes temen que la tensión siga en aumento justo antes del mes sagrado musulmán de Ramadán, que coincide con las festividades judías y cristianas.

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, alertó sobre una posible ola de violencia y anunció una reunión de los principales responsables de seguridad del país para revisar la situación.

Bennett, quien encabeza una heterogénea coalición de Gobierno que agrupa desde partidos judíos nacionalistas hasta agrupaciones palestinas, afirmó que el país “se enfrenta a una ola de terrorismo árabe asesino”.

En las últimas semanas, las autoridades tomaron medidas para evitar que se repita la violencia del año pasado, cuando la represión a las protestas israelíes en Jerusalén desembocó en una guerra de 11 días.

El plan inicial era suavizar las restricciones a los palestinos pero la nueva ola de violencia está complicando esos esfuerzos.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, que controla los territorios ocupados de Cisjordania, emitió una condena de los ataques en Tel Aviv.

“El asesinato de civiles palestinos e israelíes solo agrava más la situación, cuando nos estamos esforzando por alcanzar la estabilidad”, declaró en un comunicado transmitido por la agencia de noticias oficial palestina Wafa.

Ningún grupo palestino se atribuyó la responsabilidad del ataque.

El domingo pasado, dos policías israelíes murieron en un ataque armado en la ciudad norteña de Hadera.

La acción fue reivindicada por el grupo Estado Islámico (EI), en la primera vez desde 2017 que esa organización yihadista se atribuye un ataque armado en territorio israelí. Los autores fueron abatidos.

El 22 de marzo, un palestino vinculado a ese grupo islamista sunnita mató a cuchilladas y con un vehículo a cuatro israelíes, dos hombres y dos mujeres, en la ciudad sureña israelí de Beersheva.

El atacante fue identificado como un profesor condenado en 2016 a cuatro años de cárcel por planear viajar a Siria para luchar junto al EI y por hacer apología de esa organización.

El movimiento Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, consideró que el ataque del domingo fue una “respuesta natural y legítima a la ocupación”, y a los “crímenes” de Israel.