26.9 C
Resistencia
jueves, diciembre 2, 2021

“Es algo que nadie había visto antes”: el Perseverance encontró minerales en Marte que habilitarían la presencia de vida

Portada del Día

Noticias Relacionadas

El róver Perseverance, de la NASA, descubrió “algo que nadie había visto nunca” en Marte. Se trata de un grupo de minerales y sedimentos granulados debajo de una roca estratificada.

Según los encargados de la misión, este hallazgo podría tener muchas interpretaciones, pero una de ellas sería demostrar la existencia de vida en ese planeta.

 

Perseverance: “Algo que nadie había visto antes”

“Mirando dentro para ver algo que nadie había visto antes. Desgasté una pequeña porción de esta roca para eliminar la capa superficial y ver lo que hay debajo. Concentrándome en mi próximo objetivo para tomar muestras de Marte”, afirmó el Perseverance en una publicación en su cuenta de Twitter.

Uno de los principales objetivos del vehículo de la NASA es recolectar muestras de rocas y de tierra de Marte. Posteriormente, en futuras misiones, serán transportadas a la Tierra para analizarlas en busca de signos de vida microbiana antigua de hace 3.000 millones de años.

El Perseverance, que está trabajando en el cráter Jezero, usó una herramienta que tiene en el extremo de su “brazo robótico” para desgastar la superficie de la roca y tomar muestras de los elementos de su interior.

El 16 de noviembre el róver compartió más “pequeñas piezas de Marte” que recolectó, y en Twitter se ¿emocionó? por las ideas que tiene su equipo acerca de ellas. “¡Vuelan las hipótesis! ¡La ciencia es lo más!”, escribió.

Según los especialistas, cada muestra que toma el vehículo de la NASA es una pieza de un rompecabezas que permitirá armar un mapa cronológico de lo que pasó en ese cráter marciano. Esperan poder comprobar su formación, la aparición y desaparición de un lago y los cambios climáticos del pasado.

Los objetivos del Perseverance en Marte

En octubre el dispositivo de la NASA tuvo que dejar de trabajar por una conjunción solar: el Sol se interpuso entre la Tierra y Marte. Tras retomar sus tareas, se enfocó en algunas formaciones rocosas en la región sur del planeta rojo.

Recolectar muestras de rocas y tierra es uno de los objetivos del vehículo no tripulado de la NASA. El plan es guardarlas en el Perseverance hasta que, en futuras misiones, puedan ser traídas a la Tierra para analizarlas.

El robot marciano también recopilará datos de las condiciones climáticas para hacer más fácil la exploración humana en ese planeta.

El plan es que los científicos puedan encontrar signos de vida microbiana de hace 3000 millones de años.