20 C
Resistencia
sábado, octubre 23, 2021

En el oficialismo dicen que “no está garantizado el quórum” para la ley de etiquetado

Portada del Día

Noticias Relacionadas

El oficialismo de la Cámara de Diputados buscará reunir quórum este martes para convertir en ley el proyecto de etiquetado frontal que plantea advertir sobre los excesos de grasas, sodio y azúcar en los productos alimenticios, en el marco de la primera sesión presencial que realiza la Cámara baja, luego de un año y medio, en el que aplicó un sistema de funcionamiento virtual por la pandemia del coronavirus.

La sesión fue solicitada por la bancada del Frente de Todos, que preside Máximo Kirchner, para debatir un conjunto de iniciativas con consenso en la mayoría de los bloques, luego de tres meses sin deliberar debido a la campaña electoral y a la falta de acuerdo entre los distintos espacios parlamentarios.

Para realizar la sesión especial, el Frente de Todos deberá conformar quórum con sus aliados, ya que Juntos por el Cambio resolvió que debe ser el oficialismo el responsable de reunir el número reglamentario para iniciar la sesión, debido a que el temario forma parte de una agenda que no fue consensuada previamente con la oposición, según dijeron en JXC.

“La ley de etiquetado frontal es un buen ejemplo para demostrar que aún en medio de un proceso electoral los diferentes espacios políticos podemos avanzar con proyectos que benefician a la gente. Es una pena que algunos estén más preocupados por quedarse con la presidencia de la Cámara que en hacer cosas para la gente, No sorprende porque es lo que hicieron cuando gobernaron”, afirmó Máximo Kirchner, en torno a la sesión de mañana.

De esta manera, el legislador hizo referencia a las afirmaciones de la primera candidata a diputada de Juntos por el Cambio por el distrito porteño, María Eugenia Vidal, quien había anticipado días atrás que ese espacio reclamaría la presidencia de la Cámara de Diputados, que hoy está en manos de Sergio Massa, si se repiten los resultados de las PASO.

Según Máximo Kirchner, se trata de “una buena ley” que, dijo, “va a ayudar a seguir mejorando el sistema de salud”, y sostuvo que, si bien “surgen controversias, no está prohibiendo nada, sino que va a permitir ver qué consumimos, no que las dejemos de consumir”.

Por su parte, el interbloque de Juntos por el Cambio, que encabeza el radical Mario Negri, se reunirá esta tarde para terminar de definir la postura que adoptará en la sesión convocada para mañana por el oficialismo,

Fuentes de la bancada opositora señalaron que no estaban al tanto de la sesión ni fueron consultados por el oficialismo y dijeron que “tampoco nos abrieron el temario para incorporar temas de interés, así que suponemos que deben tener el quórum”, a la vez que plantearon: “La sesión es especial, así que el quórum lo consigue el que la pide”.

El proyecto busca advertir a la sociedad sobre los productos que tienen un alto contenido de grasas, sodios y azúcares, con el fin de ayudar a combatir la obesidad, la hipertensión y los riesgos cardíacos.

Se trata de una iniciativa que es resistida por algunas empresas de la alimentación y de los legisladores del norte del país -sin distinción de partidos políticos- ya que sostienen que afectará la producción azucarera, por lo que promueven introducir modificaciones al texto aprobado en el proyecto del Senado.

El temario de la convocatoria impulsada por el oficialismo contempla además el debate de otras iniciativas como la que propone políticas transversales para las personas en situación de calle y otro referido a medidas vinculadas con la actividad de la vitivinicultura.

De reunir quórum, será la primer sesión presencial de la Cámara baja, después de más de un año y medio, cuando el 27 de febrero de 2020 se trató en un plenario el debate por las jubilaciones de privilegio de los jueces, tras lo cual Diputados funcionó de manera mixta, en una combinación de lo presencial y lo virtual.

Organizaciones de la sociedad civil habían enviado a fines de septiembre pasado cartas a los presidentes de todos los bloques de la Cámara de Diputados para reclamar el urgente tratamiento de la iniciativa, antes de que pierda estado parlamentario.

“No hay motivos válidos para retrasar más la aprobación de la ley. El proyecto cuenta con amplio apoyo de la sociedad civil y académica, tanto de Argentina como de la región; con el respaldo de la mejor evidencia científica libre de conflicto de interés y con el aval de la Cámara de Senadores. Es hora de que los y las diputados/as pongan fecha para sesionar y aprueben el proyecto sin más demoras”, había señalado Victoria Tiscornia, investigadora de Fundación Interamericana del Corazón (FIC) Argentina.

Además de FIC Argentina, las cartas fueron firmadas por Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran), Consumidores Argentinos, Fundeps, Sanar y Consciente Colectivo.

A esos reclamos se sumó también el pedido de casi 160 mil personas que, con su firma, adhirieron a una petición en ese sentido motorizada a través de la plataforma de Change.org(http://change.org/malcomidos)por la periodista Soledad Barruti, autora de los libros “Mal comidos” y “Mala leche”.

“Las estadísticas de enfermedad provocadas por la mala alimentación en Argentina son terribles.Vivimos en uno de los países con mayor número de muertes atribuibles directamente al consumo de bebidas azucaradas (74 muertes por millón). Alrededor de 10 niños cada 100 mil en nuestro país desarrollarán diabetes y el 80% de los niños tienen caries”, advierte la petición al reclamar su urgente sanción por parte de la Cámara de Diputados.

Por su parte, el diputado nacional Leonardo Grosso (Frente de Todos) aseguró que “hay un lobby muy fuerte” de las empresas de la industria alimentaria para evitar el debate de la ley de etiquetado frontal, y denunció que Juntos por el Cambio “se hace eco de los intereses” de esas empresas y “van en contra de la población”.

“Hay un lobby muy fuerte por parte de algunas empresas de la industria alimentaria en contra de este proyecto, y vienen presionando a los distintos diputados y diputadas. Juntos por el Cambio, se hace eco siempre de los intereses concentrados y sobre todo cuando van en contra de la población”, afirmó Grosso en declaraciones formuladas a Radio del Plata.

“Cuando hay un grupo económico o algún poder concentrado que hace lobby en el Congreso, ellos se suben enseguida a defender esos intereses”, agregó, tras pedirles “responsabilidad” y llamarlos a “sentarse a debatir y que si no están de acuerdo con algo del proyecto que lo digan porque para eso está el Congreso”.

Grosso dijo que a pesar de la “fuerte resistencia” de Juntos por el Cambio, su bloque trabajará “para construir la mayoría”.

 

“Vamos a hacer todo lo posible. Hay un amplio consenso en la sociedad y en una parte de los sectores de la política”, aseveró.

A su vez, recordó que el proyecto, que ya obtuvo media sanción en Senadores, pierde estado parlamentario en noviembre, y definió que el “eje central” de la ley “tiene que ver con la salud de la población”.

En este sentido, sostuvo que “el Estado tiene que regular” y resaltó algunos porcentajes que fundamentan la necesidad de la ley, como que “solo el 13 por ciento de la población entiende qué es lo que dice la etiqueta atrás” y que “el 75 por ciento del azúcar y la sal de más que se consume, está dentro de los productos que se compran”.

“En el mundo uno de los problemas más importantes es el crecimiento de la obesidad, la diabetes en los niños, y eso tiene que ver con los alimentos que consumimos”
LEONARDO GROSSO

“La ley de etiquetado pone en la mesa qué tienen los alimentos”, definió Grosso y agregó que con la ley “todos los productos comestibles que se vendan en los supermercados o kioscos, tienen que tener una advertencia visible sobre los nutrientes críticos que tienen” para que la “elección” de qué consumir sea “informada”.

 

“En el mundo uno de los problemas más importantes es el crecimiento de la obesidad, la diabetes en los niños, y eso tiene que ver con los alimentos que consumimos, que están más direccionados a los intereses de las compañías de los productos alimentarios que a los intereses de los consumidores”, concluyó.

En tanto, la diputada nacional del Frente de Todos Cecilia Moreau aseguró que es necesario sancionar la Ley de etiquetado frontal porque “se pueden prevenir enfermedades serias” y destacó que “la ley regula publicidades engañosas”.

“Con esta ley podemos prevenir enfermedades serias que están apareciendo en los chicos, que hoy en la Argentina es un problema serio”, dijo la legisladora en declaraciones formuladas a Radio Provincia.

Agregó que con esa norma se estaría dando “un paso adelante” y recordó que, incluso, la iniciativa “regula publicidades engañosas”.

“Con esta ley podemos prevenir enfermedades serias que están apareciendo en los chicos, que hoy en la Argentina es un problema serio”
CECILIA MOREAU

Moreau advirtió también que “la mal nutrición afecta a los sectores de más bajos ingresos” y precisó que en la Argentina “más medio millón de chicos” están en esa situación, por lo cual remarcó la necesidad de “una fuerte campaña educativa” para explicar los fundamentos de la ley.

 

“No hay ningún argumento para que Juntos por el Cambio no venga a sesionar. Creo que no va a ocurrir, no van a cometer ese error porque estamos dando un paso para adelante”, concluyó Cecilia Moreau.