28 C
Resistencia
lunes, noviembre 29, 2021

Doce países europeos piden a Israel renunciar a la construcción de 3.000 asentamientos

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Doce países europeos exhortaron este jueves a Israel a renunciar a un proyecto aprobado el miércoles para la construcción de 3.000 nuevas viviendas para colonos en la ocupada Cisjordania, una iniciativa también denunciada por Estados Unidos.

“Instamos de manera inmediata al Gobierno de Israel de dar marcha atrás con su decisión”, señalaron los voceros de los ministerios de Relaciones Exteriores de Alemania, Francia, Bélgica, España, Italia, Polonia, Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Holanda e Irlanda en un comunicado común, citado por la agencia de noticias AFP.

El documento subraya “la firme oposición a la política de extensión de las colonias de poblamiento en el conjunto de los territorios palestinos ocupados, que constituye una violación del derecho internacional y sabotea los esfuerzos a favor de la solución de los dos Estados” israelí y palestino.

El anuncio tiene lugar al día siguiente de una declaración crítica de la diplomacia estadounidense, que señaló su “profunda preocupación” por la política israelí de construcción de estas colonias.

Israel capturó Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén este en una guerra contra países árabes en 1967, y desde entonces todos su Gobiernos colonizaron esas zonas. Israel se retiró de Gaza en 2005.

Los palestinos ven a los asentamientos israelíes como el obstáculo central para la paz con Israel y la fundación de su Estado, y la inmensa mayoría de los países, incluyendo a Argentina, los considera ilegales. Para Israel, Cisjordania es el corazón de la patria bíblica e histórica del pueblo judío.

El consejo del Ministerio de Defensa también tiene previsto aprobar en los próximos días unas 1.300 casas para palestinos que viven en zonas de Cisjordania bajo control total de Israel en virtud de los acuerdos de Oslo, de la década de 1990, con la Autoridad Nacional Palestina (ANP), el Gobierno autónomo palestino.

La ANP dice que esas casas son apenas una ínfima fracción de las que han solicitado los palestinos durante años.

Los palestinos ven a los asentamientos israelíes como el obstáculo central para la paz con Israel y la fundación de su Estado, y la inmensa mayoría de los países
El domingo pasado, Israel sacó a licitación pública un proyecto para edificar 1.355 unidades de vivienda en siete colonias judías de Cisjordania, en la primera decisión de ese tipo desde la asunción de Joe Biden en Estados Unidos, en enero pasado.

La medida fue rechazada por la ANP, por los partidos anticolonización del Gobierno del primer ministro israelí Naftali Bennett y por la UE y Estados Unidos.

La colonización israelí, ilegal según el derecho internacional, fue continuada por todos los gobiernos israelíes desde 1967. Se aceleró en los últimos años bajo el impulso del ex primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Su sucesor Naftali Bennett encabeza desde mediados de junio una coalición heteróclita que va de la derecha radical a partidos de izquierda.

Estos anuncios de avance en la construcción de colonias en Cisjordania ocurre cuando el gobierno tomó medidas paralelas para mejorar la vida cotidiana de los palestinos, sin abordar el delicado asunto de la reanudación del proceso de paz.