13.8 C
Resistencia
jueves, septiembre 16, 2021

Con la pandemia en alza el Gobierno abre la puerta a un nuevo IFE

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Daniel Arroyo dijo hoy que “no está descartado” un bono. Llegaría a 3 ó 4 millones de personas.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, afirmó hoy que la posibilidad de pagar un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) “no está descartada” en el marco de las medidas para enfrentar la segunda ola de Covid.

“Está claro que estamos en una situación crítica en materia social y evaluamos permanentemente qué medidas de ayuda tenemos que aplicar”, señaló el ministro en declaraciones a El Destape Radio. “Un nuevo IFE no está descartado“.

El IFE se puso en marcha en abril de 2020 y llegó a 9 millones de personas que recibieron tres pagos de $ 10.000 cada uno.

“De los 9 millones de personas que recibieron IFE hay 3 que volvieron a la actividad; otros 3 con dificultades y otros 3 con muchas dificultades“, explicó Arroyo.

Según trascendió, ese universo de 3 ó 4 millones de personas más golpeadas por la crisis sería el destinatario del nuevo IFE.

Este año, cuando arrancó la segunda ola y aumentaron las restricciones, el Gobierno dispuso un pago de $ 15.000 por única vez para un millón de personas de la zona AMBA. Allí se incluía a titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y a monotributistas A y B que cobran asignaciones familiares.

Otra de las medidas para ayudar a la población más vulnerable fue ampliar la cobertura de la Tarjeta Alimentar, que hasta abril llegaba a las familias que cobran la AUH y tienen hijos menores de 6 años.

El programa Alimentar, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El programa Alimentar, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En mayo la tarjeta, que otorga pagos mensuales de entre $ 6.000, $ 9.000 ó $ 12.000 según la cantidad de hijos, se extendió a los hogares con menores de 14 años. Esto hizo que la cobertura pasara de 1,9 millón de familias a 4 millones.

La semana pasada volvió a cobrar fuerza la idea impulsada por La Cámpora de idear un plan para que unas 4 millones de personas recompongan sus ingresos, tal como contó Clarín el domingo pasado.

Hasta ahora el Gobierno llevó a 1,3% del PBI el monto destinado a la cobertura social y la atención a la pandemia. Se trata de $ 480.000 millones en los que está incluida la ampliación de la Tarjeta Alimentar, entre otros gastos.

En esa línea ayer el ministerio de Economía detalló que se distribuyeron $ 145.000 millones recaudados a través del impuesto a la Riqueza para programas de salud, educacion y energía, entro otros rubros.

Las caras de la pobreza

En la entrevista radial, Arroyo destacó que hoy en la Argentina la pobreza tiene tres caras: “el pobre con trabajo formal, que tiene recibo de sueldo y aún así no le alcanza para llegar a la canasta básica; el que es pobre con trabajo informal y la persona que recibe asistencia del Estado”.

Durante los últimos 9 días y a raíz del aislamiento estricto “hubo un parate en la actividad informal” y “hay sectores que requieren ayuda y entonces vamos evaluando permanentemente la situación”, dijo el ministro.

A su vez, Arroyo sostuvo que los dos “ejes centrales” de las políticas del Estado son la emergencia alimentaria y el trabajo.

En relación al primero, adelantó que “las personas que compren con la Tarjeta Alimentar leche, carne, frutas y verduras tendrán descuento del IVA. La idea es que paguen menos impuestos los que menos tienen”.

Además se desarrollará una aplicación para el celular de modo tal que “quien tenga la Tarjeta Alimentar pueda comprar no solo en el comercio, sino a los pequeños productores y emprendedores a través de un código QR“, agregó.

Arroyo remarcó la importancia del Programa Potenciar Trabajo “para las personas que están en situaciones más críticas” y del Repro II “que estaba destinado a los del sector privado y se amplió a monotributistas y a emprendedores”.

Finalmente, declaró que “del aporte a las grandes fortunas, el 15% irá para la urbanización de los 4.440 barrios populares“.