26.9 C
Resistencia
jueves, diciembre 2, 2021

Colombia: el gobierno y manifestantes vuelven a medir fuerzas en un día político clave

Portada del Día

Noticias Relacionadas

Tras más de un mes de la suspensión del paro nacional y las protestas masivas en Colombia, el Comité Nacional del Paro (CNP) volverá este martes a las calles en Bogotá para medir fuerzas con el Gobierno de Iván Duque, quien dará su discurso anual en el Congreso y desplegó a miles de policías para garantizar el control de la capital.

Mientras afuera miles de personas tratarán de llegar a la Plaza Bolívar, frente a la sede del Poder Legislativo, adentro diputados y senadores renovarán sus mesas directivas para el último año con la actual composición y Duque hará su discurso anual, del que seguramente dedicará varios párrafos a las movilizaciones que jaquearon su gestión por casi dos meses.

La fecha de la nueva movilización –simbólica, además, porque es el aniversario de la declaración de la independencia del país- había sido anunciada por el CNP cuando suspendió el paro, el 15 de junio.

Treinta y cinco días después, esta movilización promete servir con un termómetro de la crisis social desnudada durante dos meses por el paro nacional, las protestas y la sangrienta represión desatada por el Gobierno, que terminó con unos 80 muertos, cientos de heridos y decenas de desaparecidos, según organizaciones de derechos humanos colombianas.

Pero el CNP no solo medirá fuerzas en las calles. Tras el fracaso del diálogo con el Gobierno durante las protestas, presentará y entregará al Congreso 10 iniciativas legislativas, respaldadas por lo que llaman en Colombia “la bancada alternativa”, esto es la oposición de izquierda y centroizquierda.

Los proyectos propician el pago de una renta básica por 7 meses y para 10 millones de personas; la matrícula cero para universitarios; la defensa de la producción nacional agropecuaria, campesina y artesanal; el auxilio para las pymes; garantías contra la violencia de género y protección para los colectivos de diversidad sexual; la defensa del arte y la cultura; y las garantías para el ejercicio de la protesta, entre otros.

Pero el Gobierno de Duque también aprovechó estos 35 días de tregua para buscar retomar la iniciativa política en el país: anunció la entrada al Congreso de dos iniciativas caras a sus objetivos, una Ley Antivandalismo y una nueva Reforma Tributaria.

Los ministerios de Justicia, Interior y Defensa y la Consejería para la Seguridad Nacional trabajaron en la primera de las iniciativas, sobre tres ejes: determinar nuevos tipos penales para delitos, endurecer las penas y diferenciar la acción en contra del vandalismo de la protección a la manifestación pacífica.

En cuanto a la reforma tributaria, fue justamente una iniciativa al respecto la que disparó el comienzo del paro, y aunque el Gobierno luego la retiró del Congreso, el pliego de demandas sociales ya había cambiado y las movilizaciones se volvieron cotidianas, mucho más por la represión de las fuerzas policiales.

Ahora, el Gobierno de Duque presentó un nuevo texto, que llamó Proyecto de Inversión Social, que faculta al mandatario a fusionar sectores del Estado y eliminar otros, y planea recaudar 3.900.000.000 de dólares. Por supuesto, los funcionarios explican que no se afectará a los sectores más bajos ni medios.

El lunes, el CNP pidió al Gobierno “garantías de seguridad” para los manifestantes, luego que el Ejecutivo detuviera en los últimos días a varios jóvenes por preparar presuntos ataques durante las manifestaciones de este martes, arrestos preventivos que fueron repudiados tanto por la oposición como por la plataforma de organizaciones del comité.