26.9 C
Resistencia
jueves, diciembre 2, 2021

Cientos de empleados de Activision Blizzard firman exigiendo la renuncia de Bobby Kotick

Portada del Día

Noticias Relacionadas

El veterano director ejecutivo de Activision Blizzard sigue cosechando críticas a nivel interno por la desastrosa gestión de las denuncia de acoso sexual en la empresa. Así, hoy hemos conocido una petición firmada por más de 1.300 empleados, más de un 10% del capital humano de la compañía, exigiendo la renuncia de Bobby Kotick tras perder toda clase de confianza para lidiar con los desafíos actuales.

No se trata de una carta anónima, sino un documento con nombres y apellidos donde diferentes trabajadores de Activision, Blizzard y King apoyan un breve comunicado reclamando la salida del CEO y, apuntan, su no participación en el proceso de selección de un nuevo director ejecutivo. Los empleados recuerdan que Kotick posee una parte sustancial de los derechos de voto de los accionistas.

¿Los últimos días de Bobby Kotick?

Bobby Kotick enfrenta la mayor crisis de liderazgo en sus cerca de 30 años de mandato, donde no solo está siendo receptor de quejas entre los empleados o artículos de opinión en contra de su gestión, sino también de presiones de PlayStation y Xbox, muy preocupados por la forma de actuar del CEO que, de acuerdo a una información de Bloomberg, en el caso de Microsoft se estaría planteando un cambio en sus relaciones.

PlayStation y Xbox piden cambios en Activision BlizzardTambién un importante grupo de accionistas ha empezado a movilizarse para provocar el cese o renuncia de Bobby Kotick, así como de otros veteranos ejecutivos, por su inoperancia sobre las citadas denuncias. Sin embargo, de momento la junta de Activision Blizzard cerró filas en torno a su director ejecutivo esta semana, en un movimiento que parece dejar claro que aún le quedan varios meses en el cargo.

En el mercado bursátil, Activision Blizzard acumula una bajada del 19% en el último mes. Toda esta creciente presión sobre Bobby Kotick dio comienzo en verano tras salir a la luz una acusación sobre la empresa de fomentar una cultura hostil con las mujeres, con acoso y despidos de la que ahora, según un informe de Bloomberg, el director ejecutivo de la compañía era conocedor desde hace varios años.